Cerveza hecha en casa

Pale Ale es una cerveza de fermentación alta que utiliza predominantemente Malta Pale Ale. Es uno de los estilos en el mundo de las cervezas especiales. La mayor proporción de maltas pálidas (Malta Pale Ale) resultan en un color más claro y en un sabor más intenso a malta.

El término “pale ale” se empieza a aplicar en torno a 1703 para las cervezas hechas a partir de maltas secadas con carbón coque, aunque  ya se  utilizaba desde 1642, lo que resultó en un color más claro que otras cervezas populares en ese tiempo.

En 1784, se publicaron anuncios que aparecen en la “Gaceta Calcuta” para “liviana y excelente” Pale Ale. En 1830, las expresiones “amargo” y “pale ale” son sinónimos. Diferentes prácticas cerveceras y niveles de uso del lúpulo han resultado en un rango de sabor y fuerza dentro de la familia de las Pale Ale.

Las cervecerías tenderían en ese tiempo a designarlas como cervezas Pale Ale, aunque los clientes comúnmente se refieren a las mismas cervezas como “amargas” (bitter). Se cree que los clientes utilizan el término “amargo (bitter), para diferenciar estas cervezas Pale Ale de otras menos notablemente lupuladas  como las Porter y las Mild (suave). Entre mediados y finales del siglo 20, mientras que los cerveceros estaban todavía etiquetando botellas de cerveza como Pale Ale, el público había comenzado a identificar las cervezas de barril como “amargas”, excepto las de Burton on Trent, que tienden a ser referidas como las verdaderas  Pale Ale, independientemente del método de despacho.

CARACTERÍSTICAS

El color se mueve entre un amarillo claro a cobre suave, aunque lo más común, sea un color oscuro por el uso de maltas secadas a alta temperatura que aporta color cobrizo a la cerveza.

En general puede tener poca espuma debido a la baja carbonatación del estilo.

El aroma tiene algo de malta, caramelo y un carácter frutal moderado. El lúpulo va de moderado a ninguno con la característica típica de los lúpulos ingleses.

La impresión general de esta cerveza es que es muy fácil de tomar, porque los sabores entre malta y lúpulo están bien balanceados, pero puede inclinarse un poco hacia la malta. Lo más crítico es que debe ser fácil de beber y que no tenga elementos pungentes o agresivos al beberla, especialmente, cuidando el uso del lúpulo.

Información técnica

Gravedad original           1.032  – 1.040

Gravedad final                 1.007 – 1.011

IBUs                                      25 – 35

SRM                                      4 – 14

ABV                                      3,2 – 3,8 %

La receta completa la pueden encontrar en nuestra edición impresa nº 8

  • Doble Imperial Pale Ale (DIIPA) y la versión 2012 de Barley Wine son los nombres de las variedades que se suman al catálogo de la cervecería de Kevin Szot. Ambas fueron recientemente premiadas en el certamen Australian International Beer Awards (AIBA) de este año.

Cervecería Szot celebra la llegada del invierno con la presentación de dos nuevos integrantes del portafolio permanente de cervezas, se trata de Doble Imperial Pale Ale (DIIPA) y la nueva versión de Barley Wine. Ambas cervezas fueron recientemente premiadas en el certamen australiano AIBA 2012, con medallas de bronce y plata, respectivamente.  Además, la versión 2010 de la Barley Wine recibió el mejor puntaje de todas las cervezas chilenas en la Guía de la Cerveza 2012 editada por Pascual Ibáñez.

La Doble Imperial Pale Ale (DIIPA) y la renovada versión de la clásica Barley Wine, se caracterizan por contar con un proceso de hervor de 2 horas y una graduación alcohólica superior a los 9°. Son  variedades que acompañan muy bien una buena comida, con ellas se puede maridar desde quesos fuertes y carnes hasta un buen habano de mediana intensidad. “Estas cervezas son ricas todo el año, pero brillan en los meses fríos.  Por su grado de alcohol y sabor más potente, van muy bien con comidas más contundentes, quesos fuertes como azules y parmigiano, carnes rojas y carnes silvestres”, explica Kevin Szot, Gerente General de la Cervecería. ver más… »

La industria cervecera experimentó, durante el último siglo y lo que va del corriente, un proceso de consolidación, concentración y transformación tecnológica sin precedentes en el segmento de las bebidas alcohólicas. La cerveza se convirtió en una bebida masiva y refrescante y, salvo en algunos países con una cultura más arraigada, su historia fue casi ignorada. Como respuesta a este proceso aparecieron, en varios países, a partir del inicio de los “80” (en Latinoamérica a fines de los “90”), movimientos llamados “artesanales”, que, en sentido contrario a la gran industria, buscaron reflotar estilos cerveceros olvidados, apelando a la gran historia de esta bebida, para luego ir más allá y generar nuevas versiones con una alta influencia regional. ver más… »

En una serie de artículos, he escrito temas tan diversos como la importancia del agua en la cerveza, el “terroir” de los equipos cerveceros y hasta maridajes de cerveza con queso.  Ahora veremos el uso de la cerveza como ingrediente en la preparación de comidas.

Una cerveza es principalmente agua, con algún porcentaje de alcohol (entre 4-12%), por eso puede sustituir el agua en muchas recetas. Por su alcohol, acidez y dulzor también puede reemplazar al vino en otras recetas.  En casa usamos la cerveza para macerar las carnes antes de los asados y para elaborar las masas de pan y pizza. ver más… »